España se sitúa a la cabeza mundial en ciberataques, que suelen centrarse en autónomos y en pequeños negocios. Se están aprovechando de la crisis.

España se encuentra entre los cinco países a nivel mundial donde se producen más fraudes y estafas en internet. Ciberataques que, según Helena Pons-Charlet, responsable de la unidad legal de delitos digitales de Microsoft, son más susceptibles de afectar a autónomos y pequeños negocios ya que “tienen menos medios y, por ende, menos posibilidades de trabajar con servicios informáticos que les ayuden a prevenir estos ataques en línea”. 

Los ciberataques son cada vez más frecuentes y más elaborados. Los hackers utilizan todo tipo de señuelos para atraer, engañar y robar los datos de sus víctimas. Durante los últimos meses, se han centrado en los trabajadores por cuenta propia y sus empleados, ya que sus sistemas son mucho más fáciles de franquear que los de una gran empresa.

Ésta es una de las conclusiones que se extraen del último barómetro elaborado por la compañía tecnológica Microsoft sobre el Índice de Civismo Digital llamado ‘Seguridad e interacciones online-2020’, y que incluye por primera vez a España. Un ranking mundial del que nuestro país no sale bien parado. De hecho, se sitúa 13 puntos por encima de la media de ciberataques que se sufren en el resto de países. De hecho, Pons-Charlet alertó que este tipo de estafas pueden llevar al cierre de un negocio.

#Ciberataques #Autonomos #Fraudes #Estafas

Fuente: autonomosyemprendedor