Compartir

Debido a la pandemia sufrida, son muchas las empresas que han cambiado sus hábitos de trabajo, siendo el teletrabajo el protagonista. Según la información conseguida gracias al informe sobre la seguridad de los empleados a distancia en 2021 de Bitglass, el 57% de las empresas tienen más de tres cuartas partes de sus equipos trabajando a distancia, dando de este modo más relevancia a las herramientas precisas para facilitar el teletrabajo.

Los profesionales de la seguridad comentan la necesidad de requerir un ecosistema de TI que esté centrado en la nube, y el 71% concuerdan en que abandonaran los dispositivos y las herramientas locales introduciendo así el trabajo a distancia.

Aun contando con diversos controles que faciliten su protección a la hora de teletrabajar, son un gran número de empresas las que siguen enfrentándose a retos de adaptación ante las empresas modernas. Un ejemplo serían las restricciones de ancho de banda, que tienen enormes implicaciones para la escalabilidad de las soluciones de seguridad, son citadas como la principal barrera para la protección del trabajo remoto, por un 41 %. Causado en gran medida por este problema, un 55% de las empresas también han tenido dificultades al hacer uso de las VPN.

El director técnico de Bitglass, Anurag Kahol, comenta que  “La habilitación de una fuerza de trabajo moderna requiere ecosistemas de TI más flexibles y exige una mayor dependencia de la nube, así como de las herramientas de seguridad en la nube”.

“El nuevo escenario del trabajo posterior a la COVID-19 precisará un entorno mixto de TI y seguridad, ya que los usuarios trabajarán tanto dentro como fuera de las instalaciones de las empresas. La adopción de la nube es fundamental para que esto sea posible y debería producirse más pronto que tarde.

Problemas de ciberseguridad

El 90% de las compañías afirman que es muy seguro que mantengan los actuales altos niveles de trabajo remoto en el futuro debido principalmente a los beneficios que genera en la productividad de las empresas.

El 53% de las empresas afirman que están analizando la posibilidad de convertir algunos puestos en remotos permanentemente una vez terminada la crisis del covid-19.

Aun llevando un año en este sistema de teletrabajo, son muchas las empresas que siguen sintiéndose abrumadas y no muy capaces para proteger a los usuarios fuera de sus instalaciones.

Este sistema tiene una serie de preocupaciones como puede ser la filtración de datos a través de los puntos finales (68%), la conexión de los usuarios con dispositivos no gestionados (59 %) y el acceso desde fuera del perímetro (56 %). Además de las ya comentadas preocupaciones existentes, también está el cumplimiento normativo (45%), el acceso remoto a las principales aplicaciones empresariales (42 %) y la pérdida de visibilidad respecto a la actividad de los usuarios (42 %).

#teletrabajo #ciberseguridad #trabajoadistancia

Fuente: El Periódico

Para mantenerte al dia con nuestro blog siguenos en nuestras redes sociales:

.
.
.
.
.